COMUNICADO – Lunes 21 de Octubre, 2019

En medio de la contingencia nacional, como Observatorio de Medios y Movimientos Sociales, cuestionamos -y llamamos a cuestionar- el rol que ha tenido la prensa en la información entregada durante estos últimos días.

La convulsión social en la que Chile se encuentra en estos momentos solo revoca a prácticas mal hechas en democracia, herederas de la dictadura, que desde el modelo económico que nos rige, se acrecientan en un momento como este. Frente a esta situación sumamente crítica, la prensa ha tenido el descaro de dar cuenta de una realidad limitada, direccionada a un pensamiento de desestimación hacia el movimiento social que se ha acrecentado durante estos días.
Esto lo podemos ver expresado en los informativos continuos remitidos a infundir pánico respecto del llamado desabastecimiento y actos vandálicos, criminalizando el movimiento social, señalando a los y las luchadoras sociales como detonantes del caos y la destrucción sin mencionar la violencia de Estado, los golpistas que se encuentran gestionando el poder y las cifras verdaderas respecto de la cantidad de muertes, herido/as, secuestrado/as; mujeres y niñas violadas.
Los medios de comunicación masiva están sirviendo como cerco informativo servicial al poder del Estado y el gobierno de Sebastián Piñera que no ha medido consecuencias en el despliegue represivo. Resulta inconcebible o acaso inconfundible reconocer estas prácticas represivas, golpistas, considerando la cantidad de días del levantamiento social. Si Santiago lleva 5 días movilizado, las regiones apenas contamos 3 días y ya está la milicia cubriendo la Región Metropolitana por completo y las principales ciudades del Wallmapu con estricto control de entrada y salida en las comunidades Mapuche.
Asimismo, las redes sociales en este momento están sirviendo como forma de difundir la información, las articulaciones para la respuesta social, las denuncias de violaciones a los derechos humanos, las infiltraciones de carabineros de civil, las vejaciones y abusos sexuales a menores de edad y un sinfín de aberraciones a la democracia.
En consecuencia, la censura ha empezado a ser efectiva con la cancelación de perfiles de Facebook, Instagram y Twitter, insistiendo en la desinformación y tergiversación de los hechos, además de la censura, bajando los vídeos que evidencian las agresiones del aparato estatal.
Finalmente, igualmente nos sumamos al repudio generalizado y total a las medidas tomadas por el poder ejecutivo, medidas que traen de nuevo días de terror hacia nuestro pueblo, posicionando como prioridad sus arcas de riqueza y la de los grupos poderosos, por sobre el valor de la vida de las personas, sus demandas legítimas y las formas que tienen de hacerse escuchar. En estos días llenos de sangre y lucha, le damos todo nuestro apoyo a nuestro pueblo, en esta lucha por la desigualdad social, la injusticia y la deshumanización.

Fotografías de las diversas movilizaciones que se registraron en Temuco esté fin de semana.